CARGA DE LA CABALLERÍA CHILENA

 

sofanor-parra

Por  Arturo Flores Pinochet

“¡Ponchos a la cintura!, ¡Sables desenvainar!, ¡Por Dios y Santa María! ¡Al ataque la caballería, mar!.”

Erguido sobre los estribos, magnifica figura sobre mejor caballo, el capitán Sofanor Parra levanta su sable. En el aire ha quedado prendida la famosa arenga de la caballería chilena. El compacto grupo tras suyo emite un estremecedor chivateo araucano, pica espuelas y con los sables horizontales al suelo, desencadena el alud de su fuerza invencible. Los soldados peru-bolivianos detienen el avance y contemplan horrorizados cómo se les viene encima aquel terrible grupo, precedido del sordo golpetear de los cascos sobre el suelo, levantando gigantesca nube de polvo e impregnando el aire de un chillo horrísono, unido al centellear enceguecedor de sus sables de acero.

Pronto, más rápido que alma que lleva al diablo, dejan las armas en el suelo y emprenden pies en polvorosa: muchos no salvaron y son arrollados por esa tremenda fuerza demoledora que cercena cabezas, tajea hombros o estrella sus cabalgaduras. Los endiablados jinetes han provocado una enorme hendidura en medio de las fuerzas enemigas, dejando tras suyo un reguero de muerte.

La dispersión es total.

La caballería chilena nuevamente ladeó la batalla y cumplió cabalmente con su tarea.

De esa manera nos imaginamos aquellas épicas carga de la caballería chilena en suelo enemigo. En medio del polvo, su accionar debió ser impresionante.

Hemos cogido el nombre de Sofanor Parra porque representa en su esencia lo que fueron los jinetes chilenos. Además, es la oportunidad para rendirle homenaje puesto que es otro soldado chileno olvidado en las historias. Y su participación en diferentes batallas fue realmente considerable y definitiva, como que ayudó muchas veces al triunfo final. Le denominaron El Inmortal porque salió indemne de todos los eventos en que participó, donde puso en riesgo su vida sin renunciamientos, haciendo gala de un patriotismo a toda prueba, además de un coraje y bravura que lo hizo popular entre sus seguidores.

Más abajo, copiamos la biografía de este gran héroe chileno (*)

Surgen en la historia, entonces, las figuras de Sofanor Parra, Manuel Barahona, Wood, Tomas Yávar y otros que comandaron esos escuadrones de gloria.

Germania, Tarapacá, Tacna, Chorrillos, Miraflores y Huamachuco conocieron las hazañas ecuestres de nuestros valientes montadores y constituyen una reminiscencia que nuestras historias no han resaltado todo lo brillante que fueron.

Granaderos a Caballo, Cazadores a Caballo y Carabineros de Yungay formaron la famosa caballería chilena.

Honor a estos gallardos jinetes que nos dieron tanta victoria.

 Arturo Flores Pinochet
(www.escritorjorgearturoflores.wordpress.com)

(*) APENDICE

Nació en San Carlos el 20 de octubre de 1850.
Hijo de José Luis Parra y de Narcisa Hermosilla. Estudió en el Seminario de Concepción y en el Liceo de esta ciudad.
El 1º de abril de 1867 ingresó a la Escuela Militar y en mayo de 1869 ingresó al ejército como Alférez del Regimiento “Cazadores a Caballo”. Participó en las campañas de la Araucanía y ascendió a Teniente.
Participó en la guerra del Pacífico y luchó heroicamente en el combate de Calama el 23 de marzo de 1879. Ascendió a Capitán y luchó en la toma de Pisagua el 2 de noviembre de 1879. Se destacó en el combate de Germania el 6 de noviembre de 1879 e hizo numerosas exploraciones en el desierto. Luchó en la batalla de Los Ángeles el 22 de marzo de 1880, en la batalla de Tacna el 26 de mayo de 1880, y en la toma del Morro de Arica el 7 de junio del mismo año. Luchó heroicamente en las batallas de Chorrillos y de Miraflores el 13 y el 15 de enero de 1881. Ascendió a Sargento Mayor Graduado el 23 de mayo de 1881 y participó en las campañas de la sierra. Luchó heroicamente en la batalla de Huamachuco el 10 de julio de 1883, en donde su carga de caballería decidió la victoria para el ejército chileno. Ascendió a Teniente Coronel en 1883 y en 1884 fue nombrado Edecán del Presidente Domingo Santa María.
En 1885 fue nombrado Segundo Comandante del Regimiento “Granaderos a Caballo” y obtuvo el mando interino de este cuerpo en 1891.
Se retiró del ejército en 1891 para no participar en la guerra civil y en 1892 fue nombrado Instructor del Escuadrón Cívico “Húsares de la Muerte”. En 1896 se reincorporó al ejército y fue nombrado Comandante de “Cazadores a Caballo”. En 1898 ascendió a Coronel y en 1900 fue enviado a Europa a estudiar en la Escuela de Caballería de Hannover. En Alemania fue condecorado con la Estrella Real de la Orden de la Corona y a su regreso a Chile fue nombrado Inspector General de Caballería y luego Comandante de la 4º División y el 28 de mayo de 1907 fue nombrado Jefe del Departamento del Personal, permaneciendo en el cargo hasta abril de 1912.
En junio de 1908 fue ascendido a General de Brigada y en septiembre de 1912 ascendió a General de División y fue nombrado Comandante General de Armas de Tarapacá. Se retiró del ejército en 1916 y falleció en Santiago el 2 de noviembre de 1925. Casó con Clarisa Mujica.
*Biografía cortesía Don Manuel Espinoza
(Del sitio web http://www.laguerradelpacifico.cl)

Anuncios